Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

 

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

Cabello sin brillo

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

 

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

 Cabello mixto

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

   Cabello enredado

   Cabello rizado o con rizos

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Cuero cabelludo sensible

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Adelgazar con salud

 

Piel cansada

Piel deshidratada

Piel mixta

Piel reseca

Piel rugosa y cuarteada

Piel sensible

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

   Mascarillas vitamina A

Mascarillas vitamina E

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Gingivitis

Manchas

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

jugos curativos

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Espalda

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños en general 

Baños relajantes

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Depilación con hilo

Depilación brasileña

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Ampollas

Axilas manchadas

Calambres musculares

Cicatrices

Cistitis

Callos

Celulitis

Cistitis

Cólicos o dolor menstrual

Dolor de cuello

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Glúteos firmes

Hongos de las uñas

Insomnio

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Migraña

Pie de atleta

Pies doloridos

Pies resecos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

 

Mascarillas especiales:

    Mascarillas de Aceite de     almendra

Mascarillas de aceite de argán

Mascarillas de aceite de oliva

Mascarillas de aceite de sésamo

(ver más mascarillas

   
 

Champús y loción para la seborrea

 

Champús y loción para la seborrea

La seborrea es una enfermedad crónica cutánea causada por la inflamación de determinadas regiones de piel en especial ricas en glándulas sebáceas

Por lo general aparece en a nariz, mejillas, en la frente y sobre las orejas y el mentón Aunque también puede presentarse en la zona situada entre los omóplatos, hasta la nuca y la espalda, y en el pecho, cuero cabelludo y región genital.

Según el tipo de secreción sebácea, la seborrea se clasifica en seca o grasa, ésta última proporciona a la piel un aspecto reluciente, brillante, con los poros dilatados y la superficie cutánea impregnada de un barniz graso que mancha y deja una marca aceitosa, hasta el punto de que a veces aparecen verdaderas gotas de grasa en la piel.

El sebo también se acumula en el conducto folicular, de modo que emerge del poro en una masa cilindrica, alargada, pastosa y de una tonalidad blanco-amarillenta. A veces, el sebo queda atascado en los citados conductos foliculares, en cuyo caso se forman los comedones o espinillas, es decir, tapones que presentan un punto negro en su parte externa.

En el caso de que la secreción grasa afecte al cuero cabelludo, éste aparece cubierto por unas escamas grasas, el cabello adquiere un carácter pegajoso y graso y, casi siempre, acaba por caer.

Su aparición suele tener una predisposición personal a la que se suman alteraciones de diverso origen, como hormonales (de la hipófisis, tiroides, corteza suprarrenal, o de las hormonas sexuales; diversos trastornos de los centros nerviosos de regulación de la secreción sebácea, como los causados por la enfermedad de Parkinson o por algunas hemiplejías.

Además, como causantes de la aparición de seborrea se encuentran el sedentarismo, los excesos de trabajo intelectual, las emociones intensas, las intoxicaciones por yodo, cloro o bromuro, el consumo de alcohol y tabaco, y las alteraciones de carácter metabólico o vitamínico.

 

Champú contra seborrea  

Con este champú se logrará una limpieza profunda que eliminará todas las células muertas y permitirá la correcta oxigenación del cuero cabelludo.

Ingredientes

5 fresas

3 cucharadas de champú neutro

1 cucharada de hojas de menta

1 cucharada de hojas de eucalipto.

Modo de aplicación

Aplastar las fresas con un tenedor hasta conseguir un puré el cual se añade el champú y se mezcla bien.  Después se debe colocar las hojas de menta y  eucalipto en una taza de agua hirviendo y filtrar. 

Luego, esta agua debe seragregada al champú y se mezcla hasta obtener una crema homogénea. Lavar el cabello y aclarar bien.

 

 

Loción contra la seborrea  

Loción contra la seborrea

Ingredientes

2 limones.

3 cucharadas de romero seco.

2 litros de agua.

Modo de aplicación

Hervir los dos limones troceados junto con el romero, en un recipiente con el agua, durante cinco minutos.

Filtrar la mezcla y colocarla dentro de un frasco con rociador. Esta loción debe ser aplicada después de los lavados habituales.

 

 

Recomendaciones

Seguir un régimen alimentario sano, variado y equilibrado.

Evitar el alcohol.

Practicar de ejercicios al aire libre y eludir el sedentarismo.

Esmerarse en la higiene corporal.

Sin excesos, tomar el sol, ya que  durante los baños de sol, el calor fluidifica la secreción sebácea, facilita su drenaje y evita que se taponen los conductos excretores de las glándulas sebáceas. Por otra parte, el efecto de los rayos ultravioletas del sol disminuye la actividad de las glándulas sebáceas y, por lo tanto, se reduce la seborrea.

Descansar adecuadamente, dormir lo necesario y en una habitación bien ventilada.

Corregir las alteraciones simultáneas: anemias, trastornos gastrointestinales, focos infecciosos, etc.

Someterse a sesiones de masaje, o a vibraciones manuales o instrumentales. También dan buenos resultados la fisioterapia, las ondas de alta frecuencia y los rayos ultravioleta.

 

Vínculos patrocinados

 

Conozca también

Mascarillas caseras para piel seca

Exfoliantes naturales para el cuerpo

Once recetas de belleza a base de un solo ingrediente

Belleza natural más allá de los 50 años

Mascarillas de toronjil

Mascarillas caseras de chocolate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COPYRIGHT (C) 2006  ALL RIGHT RESERVEDD

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica.

 

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog