Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

  

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel mixta

Piel reseca

Piel sensible

Piel cansada

Piel rugosa y cuarteada

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Manchas

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños  

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Axilas manchadas

Cicatrices

Callos

Celulitis

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Hongos de las uñas

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Pies doloridos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

Retención de líquidos

Senos caídos

Senos en lactancia

Síndrome premestrual

Uñas enterradas

Uñeros

Vaginitis

Vellos enterrados

Venas varicosas

Verrugas

 

   
 

Hábitos que dañan la piel

 

Hábitos que dañan la piel

El envejecimiento se clasifica en dos formas.

El primer tipo es el que ocurre con el paso del tiempo, en el que existe una desnutrición de la piel y se determina según la genética; es un proceso que se dará de forma inevitable.

El segundo, y más importante de todos, es el causado por efectos de la luz solar y artificial. También intervienen algunos factores como la nutrición, la contaminación, el cigarrillo y el mal cuidado.

Además, provoca cambios Importantes, como engrasamiento de la piel, alteración de las fibras de elastina, de colágeno y de la replicación de DNA, que pudiese conllevar al cáncer.

 

Hábitos enemigos de la piel

Manías enemigas  Zarandearse los ojos, como coloquialmente se dice en el país, que consiste en agitarlos con los nudillos de los dedos o las palmas de las manos, aumenta las líneas de expresión en esta zona. Incluso, en personas atópicas o con alergias, produce los signos del Dennie-Morgan, en el que la cola de las cejas se adelgaza, tiende a desaparecer, o baja su densidad de vellos.

También puede originarse la aguda aparición del pliegue, que va desde el surco lagrimal y atraviesa el párpado inferior. Lo recomendable es evitar estas prácticas que normalmente se hacen de forma inconsciente.

Las líneas de expresión, como su nombre lo indica, aparecen por movimientos frecuentes, como por ejemplo, la risa. Sonreír deja franjas verticales alrededor de los labios; conocidas como "línea de fumadores" o "código de barras". Pero también surgen en el ángulo exterior de los ojos, donde se forman las "patas de gallo o gallina". Por su parte, a las personas que suelen molestarse,se les frunce el ceño; y las que andan sorprendidas, se les arruga la frente.

 

Mover el entrecejo Si mueves ciertas partes del rostro, si la presionas contra una superficie durante mucho tiempo, o si la tocas fuertemente, la piel se tiende a rotular. Es así como al fruncir el ceño se forman pliegues a largo plazo, con la posibilidad de quedar permanentemente.

 

Presión ejercida en la cara Dormir con el rostro en la almohada provoca traumatismos a nivel patológico en la piel. Uno de los mayores efectos es la aparición o aumento de las líneas de expresión, sobre todo las de los surcos que van hacia la comisura de la boca. Adoptar la posición boca arriba, usar almohadas viscoelásticas y fundas de satén o seda son algunas de las recomendacionespara evitar las arrugas  por esta causa. La tela de algodón puede marcar la piel, al igual que dormir boca abajo.

 

Cansancio Trabajar de noche no acelera el envejecimiento cutáneo, si se compensan las horas de sueño durante el día.. De hecho, durante estas horas la piel no se ve afectada por los efectos de la luz solar. Los focos también provocan manchas en el órgano más grande del cuerpo; sin embargo, no al mismo grado que lo hace el astro rey.

Si la persona acostumbra su ritmo circadlano, el que regulalos ciclos físicos, mentales y conductuales, a trabajar en horario nocturno y descansar luego, no debe haber algún inconveniente en la salud.

Quizá te interese conocer

 

Recomendaciones

Para contrarrestar cualquier tipo de alteración corporal, que Involucre un daño o un trauma, es necesario cumplir fielmente con dos indicaciones:

+ Nutrición: Consumir antioxidantes por medio de frutas y vegetales, sobre todo, los amarillos y los que tienen tocoferoles. Por ejemplo: albaricoque, zapallo, fresas, frambuesas, cerezas, arándanos. Así como también los que contengan vitamina C.

+ Fotoproducción: Utilizar protección solar e hidratantes en los que puedas confiar.H

 

 

 

Conozca también

6 hábitos para mantener la belleza natural

Alimentos que rejuvenecen

Envejecimiento de la piel ¿Cómo retrasarlo?

Rejuvenecer el cuello y escote

Rejuvenecer las manos

 

loading...

 

 

 

Conoce los mejores tratamientos naturales para combatir el insomnio

 

 

 

 

 

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica. COPYRIGHT (C) 2006 www..belleza-natural.com todos los derechos reservados. El contenido de esta página no es libre para ser usado en otros sitios. No copiar sin la autorización previa y escrita de la autora.

 

 

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog