Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

 

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

Cabello sin brillo

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

  

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

 Cabello mixto

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel mixta

Piel reseca

Piel sensible

Piel cansada

Piel rugosa y cuarteada

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Manchas

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea

 

Adelgazar con salud

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños en general 

Baños relajantes

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Depilación brasileña

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Ampollas

Axilas manchadas

Cicatrices

Callos

Celulitis

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Hongos de las uñas

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Migraña

Pie de atleta

Pies doloridos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

Retención de líquidos

Senos caídos

Senos en lactancia

Síndrome premestrual

Tobillos hinchados

Uñas enterradas

Uñeros

Vaginitis

Vellos enterrados

Venas varicosas

Verrugas

 

 

Remedios naturales para la gingivitis

 

Remedios naturales para la gingivitis

La gingivitis es una inflamación de la encía producida generalmente por la acumulación de placa (depósito de partículas de comida, mucus y bacterias).

Otros factores que, también, pueden contribuir a la aparición de la gingivitis son el uso de medicamentos para la epilepsia, y los antihipertensivos, las prótesis dentales mal colocadas, el cepillado muy agresivo, pasta de dientes con ingredientes fuertes, cepillos de cerda muy dura o deficiencia en la vitamina C.

Las mujeres embarazadas son especialmente susceptibles a la gingivitis debido a los importantes cambios en sus niveles hormonales.

Los síntomas más característicos de gingivitis son:

  • Encías rojas amoratadas, blandas, brillantes e hinchadas
  • Encías que sangran con facilidad
  • Mal aliento y sabor metálico en la boca
  • Dolor ligero en las encías.

Si no es tratada, se desarrolla un bolsillo entre el diente y la encía en el que puede formarse más placa dental. Las bacterias de la placa pueden hacer que la inflamación se extienda.

Eventualmente, se produce la periodontitis crónica o retroceso de las encías. En casos severos, se pueden perder uno o más dientes.

 

Remedios naturales para combatir la gingivitis

Remedio para la gingivitis #1: Verter 2  cucharadas de tomillo en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y realizar enjuagues con esta infusión después de cada comida.

Remedio para la gingivitis #2: Verter 30 g de hojas de zarzamora a 1 litro de agua hirviendo y dejar hervir durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar.  Filtrar y usar para efectuar enjuagues bucales.  Repetir este remedio hasta que desaparezca la gingivitis.

Remedio para la gingivitis #3: Verter 3 gotas de aceite de salvia en 1/2 vaso de agua y enjuagar bien la boca con este líquido después de cada comida.

Remedio para la gingivitis #4: Mezclar 1 cucharada de bicarbonato común con un poco de agua hasta formar una pasta que se aplicará con los dedos a lo largo de la línea de la encía en una sección pequeña de la boca. Luego cepillar. Este remedio limpiará, pulirá, neutralizará los desperdicios ácidos bacterianos y se desodorizará.

Remedio para la gingivitis #5: Extraer el gel de una penca de aloe vera o sábila y colocar dentro de 1/2 taza de agua.  Mezclar y realizar un enjuage bucal con esta prepación. El aloe vera es cicatrizante y reduce algo la cantidad de sarro en la boca.

 

Recomendaciones

Prevenir la gingivitis con un cepillado efectivo (tomar por lo menos 3 minutos tres veces diarias) y con la higiene bucal que incluya el uso del hilo dental para quitar la placa ubicada alrededor de los bordes de las encías.

Usar pastas de dientes no abrasiva y velar por el perfecto ajuste de la dentadura postiza (si se tiene)

Usar un cepillo interdental. Estos cepillos, en forma de escobillones para botellas muy pequeñas, se deslizan entre sus piezas dentales o bajo su corona o puente para alcanzar los sitios más inaccesibles.

Usar enjuague bucal, ya que, según estudios, inhibe el desarrollo de sarro y reduce la gingivitis especialmente aquéllos que tengan entre sus componentes químicos cloruro de cetilpridinio o bromuro de domifén.

Cepillar la lengua. Retirar las bacterias y toxinas que se esconden en esta parte de la boca mediante un raspado de  atrás hacia adelante de la lengua entre 10 y 15 veces  con una cucharita o con el propio cepillo de dientes.

Acudir a la visita periódica regular con el dentista.

Incluir en su dieta alimentos ricos en vitamina C. Esta vitamina no cura la gingivitis, pero sí puede ayudar a detener el sangrado de las encías.

Comer una manzana cruda al día. Con esta costumbre, se mantendrá lejos la gingivitis, ya que es una fruta dura y fibrosa que limpia y estimula los dientes y la encías.

Evitar fumar o tomar bebidas alcohólicas, ya que drenan las vitaminas y minerales de su cuerpo, vitales para mantener la boca sana.

 

Vinculos patrocinados

 

Conozca también

Dieta anti- envejecimiento

Recetas para resaltar la belleza de los labios

Recetas de belleza para tener unos dientes hermosos

Dieta depurativa para adelgazar y,a la vez, tener una piel hermosa

Jugos que contribuyen a la belleza natural

Conoce la dieta post parto para recuperar tu figura

Dieta para nutrir la piel y el cabello

Dieta para un bronceado perfecto

Dieta para lograr un vientre plano

 

Remedios blanqueamiento dental

 

 

 

 

 

 

 

Conoce los mejores tratamientos naturales para combatir el insomnio

 

 

 

 

COPYRIGHT (C) 2006 www.belleza-natural.com ALL RIGHT RESERVED

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica.

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog