Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

 

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

Cabello sin brillo

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

  

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

 Cabello mixto

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Cuero cabelludo sensible

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel cansada

Piel deshidratada

Piel mixta

Piel reseca

Piel rugosa y cuarteada

Piel sensible

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

   Mascarillas vitamina A

Mascarillas vitamina E

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Gingivitis

Manchas

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Espalda

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños en general 

Baños relajantes

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Depilación brasileña

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Ampollas

Axilas manchadas

Cicatrices

Cistitis

Callos

Celulitis

Cistitis

Cólicos o dolor menstrual

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Hongos de las uñas

Insomnio

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Migraña

Pie de atleta

Pies doloridos

Pies resecos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

Retención de líquidos

Senos caídos

Senos en lactancia

Síndrome premenstrual

Tobillos hinchados

Uñas enterradas

Uñeros

Vaginitis

Vellos enterrados

Venas varicosas o várices

Verrugas

   
 

Evita que el sol te queme y manche la piel

 

Evita que el sol te queme y manche la piel

Los rayos solares son un gran aliado de la salud siempre que se  tomen las debidas precauciones. Estar 20 minutos al sol son suficiente para fortalecer los huesos, levantar el ánimo, calmar el estrés y activar la microcirculación.  

  

Sin embargo, estos mismos rayos pueden causar daños cutáneos que incluyen la formación de manchas, quemaduras y sin contar el peligroso cáncer de piel.

En este sentido, se presenta, a continuación, una serie de recomendaciones que tienen como fin proteger la piel para evitar que se queme o manche debido al Astro Rey.

 

Trucos para evitar que la piel se queme o manche por el sol

Revisar los medicamentos que se toman. Los antidepresivos, anticonceptivos, antiinflamatorios y corticoides, entre otros, son "fotosensibilizantes". Si sueles tomarlos tienes más riesgo de que aparezcan manchas oscuras, picor y granitos cuando te expones a las radiaciones. Toma las máximas precauciones (usa protección muy alta y modera tus sesiones de sol) y consulta a tu médico si puedes sustituirlos por otros fármacos que no tengan esos efectos secundarios.

Depilarse, al menos, 24 horas antes de broncearse. Una piel bien depilada es más bonita y también más higiénica, especialmente en las zonas con pliegues como las axilas y las ingles, ya que si hay pelo el sudor queda retenido y provoca mal olor. Al depilarte en casa, ya sea con cuchilla, cera o máquina eléctrica, es necesario hazlo al menos 24 horas antes de tomar el sol (sobre todo la cera) para que no aparezcan manchas oscuras al broncearte.

Usar ciertas cremas sólo  el invierno. El retinol y los hidroxiácidos (por ejemplo, el glicólico) son eficaces para las arrugas, pero con el sol pueden irritarla piel. Sustituyelos por cremas a base de ácido hialurónico y péptidos, y usa tónicos sin alcohol. Y si tu problema son las manchas, ya existen cremas des-pigmentantes "aptas para el verano" con protección solar. Llevan ingredientes como la curcumina, que previene las manchas, o el ácido láctico, que las corrige.

Consumir alimentos ricos en antioxidantes y omega 3. Los primeros evitan la formación de radicales libres que debilitan el colágeno y la elastina. Los más conocidos son los betacarotenos, precursores de la vitamina A, y las vitaminas B, C y E. Se encuentran en las frutas y verduras de colores intensos (zanahorias, tomates, alba-ricoques, espinacas, ciruelas...).

También te conviene incluir en tu dieta grasas buenas (omega 3) porque reparan el manto hidrolipídico, retienen el agua en la epidermis, nutren la piel y calman la irritación y hasta las quemaduras leves producida por el exceso de sol. Las encontrarás en los pescados azules y los frutos secos. Y no olvides beber 1,5 litros de agua al día: es vital para mantener el cutis flexible y turgente y para reponer el líquido perdido con el sudor.

Cubrir las cicatrices recientes. Si te has hecho una herida profunda o te has operado hace menos de un año, hay riesgo de que la cicatriz se inflame y oscurezca. Para evitarlo, aplica un fotoprotector (de SPF30 como mínimo) o una banda de silicona en la zona.

Revisar los lunares a conciencia. El sol es uno de los factores que más influye en la transformación de los lunares en melanoma, un tipo de cáncer de la piel. De ahí la importancia de revisarlos para ver su evolución. Siéntate en un lugar bien iluminado y examínalos al detalle: comprueba si se han vuelto asimétricos, si los bordes son irregulares, el color es más oscuro, si supuran o sangran.. Cualquier cambio de este tipo consúltalo con el dermatólogo.

 

Trucos para lucir guapa al tomar el Sol

Antes de "enseñar" hidrata, exfolia y reafirma. Son los tres pasos básicos que dejan tu cuerpo a punto para lucir escotes, camisetas y bermudas. Aprovecha la ducha para exfoliarte (una vez por semana si tienes la piel fina y seca y dos veces si es grasa y gruesa) y después aplica la loción corporal.

A diario, usa una crema reafirmante que estimule la formación de colágeno y elastina. Ten en cuenta que, con los años, disminuye el contenido de grasa y agua de la piel. Y cuanto más seca está, más se descama y el bronceado desaparece mucho antes. Así que no olvides aplicar la hidratante con regularidad.

Preparar los pies para lucir sandalias. Si el invierno te ha dejado durezas y callos, una visita al podólogo los dejará perfectos. En casa, haz el mantenimiento con una sesión semanal de cuidados (primero haz un peeling para retirarla pieles muertas, después elimina las cutículas y por último lima las uñas). No olvides usar una crema hidratante específica para los pies.

 

Vìnculos patrocinados

 

Conozca también:

Remedios naturales para las quemaduras solares

Cómo cuidar la piel después de exponerse al Sol

Cáncer de piel ¿Cómo evitarlo y cómo identificarsus primeros síntomas?

Mascarillas hidratantes para todo tipo de cutis

Cómo retardar el proceso de envejecimiento

Ocho alimentos que nos ayudan a lucir más jóvenes

Los germinados: Una fuente de juventud

El agua termal: Una fuente de salud y belleza

comidas afrodisiacas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Digale adiós a la celulitis

 

 

 

 

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica. COPYRIGHT (C) 2006 www..belleza-natural.com todos los derechos reservados. El contenido de esta página no es libre para ser usado en otros sitios. No copiar sin la autorización previa y escrita de la autora.

 

 

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Dieta y Nutrición   Ejercicios   Blog