Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

 

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

Cabello sin brillo

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

 

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

 Cabello mixto

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

   Cabello enredado

   Cabello quebradizo

   Cabello rizado o con rizos

  Crecimiento del cabello

   Caspa

   Seborrea

   Cuero cabelludo sensible

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel cansada

Piel deshidratada

Piel mixta

Piel opaca

Piel reseca

Piel rugosa y cuarteada

Piel sensible

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Contorno de los ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

   Mascarillas vitamina A

   Mascarillas vitamina C

Mascarillas vitamina E

Mascarillas revitalizantes

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Gingivitis

Manchas

Papada

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Espalda

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños en general 

Baños relajantes

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Depilación con hilo

Depilación brasileña

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Mascarillas especiales de belleza natural con:

    Mascarillas de aceite de     almendra

Mascarillas de aceite de argán

Mascarillas de aceite de oliva

Mascarillas de aceite de sésamo

(ver más mascarillas

 

Remedios naturales para la dermatitis

 

Remedios para la dermatitis

Muchas personas sufren de dermatitis. Sin embargo, ¿En qué consiste este trastorno cutáneo y cuáles remedios funcionan para aliviarla?

La dermatitis es una amplia categoría que abarca los padecimientos de la piel caracterizados por la inflamación y, usualmente, la comezón.

Muchos casos de dermatitis se presentan cuando la piel entra en contacto con una sustancia causante de una reacción alérgica. Existen también tipos de dermatitis que se derivan de la deficiencia de ácidos grasos esenciales, una dieta muy acida, el abuso de medicamentos, el estrés y la inclusión excesiva de alimentos refinados o grasas saturadas en las comidas.

Entre las numerosas clases existentes de esta afección, la más común es la dermatitis por contacto.

Ésta tiene lugar como reacción a uno o más de los diversos elementos químicos o ambientales a los cuales sea sensible la persona. La piel que entra en contacto con la sustancia en cuestión se irrita e inflama, produciendo comezón y enrojecimiento y, en ocasiones, resequedad y escamas.

Algunas de las cosas que con mayor frecuencia causan la dermatitis por contacto son los desodorantes y antitranspirantes, los productos de limpieza, los colorantes textiles, los cosméticos, los detergentes, las fragancias, los tintes capilares y las sustancias empleadas para hacer permanentes, los artículos de cuero procesados con sustancias químicas, las plantas, los compuestos de caucho o goma, los disolventes y ciertos metales, en especial el níquel, que puede estar presente en joyas, broches de sostenes, relojes de pulsera y cierres o cremalleras.

El eccema es un tipo de dermatitis que provoca que pedazos de piel se resequen y enrojezcan, a menudo acompañados de grietas, costras y vesículas acuosas o supurantes

Con objeto de mitigar la irritación y la inflamación, existe una serie de remedio naturales que, a continuación, se detallan_

 

Remedios naturales

Remedio para la dermatitis #1

Remedio para la dermatitis #1

   Ingredientes

3 gotas de aceite de manzanilla    

1 gota de aceite de ilang-ilang

3 gotas de aceite de lavanda        

1 taza de sales del Mar Muerto

2 gotas de aceite de palo rosa  

1/4 de taza de algas marinas

1 gota de aceite de siempreviva en polvo

Modo de aplicación

Vierta los aceites esenciales y, si así lo desea, las sales del Mar Muerto y las algas marinas pulverizadas, en una tina o bañera llena de agua caliente. Sumérjase en este baño durante 20 minutos.

 

 

Remedio para la dermatitis #2

Remedio para la dermatitis #2

   Ingredientes

950 mililitros de agua fría

1 gota de aceite de pachulí

1 gota de resina de benjuí

1 gota de aceite de sándalo

1 gota de aceite de cedro

Modo de aplicación

Vierta el agua en un tazón de vidrio con capacidad de dos litros y añada los aceites esenciales. Remoje un paño limpio en este líquido y aplíquelo en el área afectada las veces que sea necesario.

 

 

Remedio para la dermatitis #3

Remedio para la dermatitis #3

   Ingredientes

30 mililitros de aceite de jojoba    

2 gotas de aceite de neroli o de avellana

2 gotas de aceite de rosa

2 gotas de aceite de manzanilla    

1 gota de resina de benjuí

2 gotas de aceite de lavanda

Modo de aplicación

Vacíe el aceite de jojoba o el de avellana en un recipiente limpio y agregue los aceites esenciales. Suavemente, ponga el recipiente de cabeza algunas veces o hágalo rodar entre sus manos, a fin de mezclar los ingredientes. Según se requiera, aplique este aceite en su piel.

 

 

Recomendaciones

Si usted ha contraído una dermatitis, la identificación de la causa del problema —y la posterior eliminación o reducción de la misma— constituye el primer paso hacia el alivio de los síntomas.

Muchos casos de dermatitis mejoran al lavar la piel con sales del Mar Muerto o con algas marinas en polvo. La adición de aceites esenciales hace aún más eficaz este lavado.

 

 

Conozca también

Remedios caseros y de belleza para eliminar las cicatrices

Remedios caseros para combatir las verrugas

Ocho cosas que pueden dañar la piel

Recetas de belleza ayurvédica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COPYRIGHT (C) 2006 www.belleza-natural.com ALL RIGHT RESERVED

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica.

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog