Síguenos en: 

 

Inicio 

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

  

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel mixta

Piel reseca

Piel sensible

Piel cansada

Piel rugosa y cuarteada

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Manchas

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños  

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Axilas manchadas

Cicatrices

Callos

Celulitis

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Hongos de las uñas

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Pies doloridos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

Retención de líquidos

Senos caídos

Senos en lactancia

Síndrome premestrual

Uñas enterradas

Uñeros

Vaginitis

Vellos enterrados

Venas varicosas

Verrugas

 

Terapias alternativas de belleza natural

Aromaterapia

Chocolaterapia

Fangoterapia

Hidroterapia

Vinoterapia

 

   
 

Cuando el verano se aproxima: Convierte la playa y la piscina en tu gimnasio

 

Cuando el verano se aproxima: Convierte la playa y la piscina en tu gimnasio

Cuando el calor del verano se va aproximando, queremos que nuestro cuerpo luzca delgado y estilizado. 

  

Para ello, podemos contar con aliados siendo uno de ellos la playa y la piscina.   Sin embargo, ¿Cómo podemos lograr esto?

 

La piscina y los ejercicios

Una forma de acentuar los músculos de las caderas y de las piernas es mediante el ejercicio. 

En ese sentido, se recomienda la práctica de un ejercicio que no  requiere mucho esfuerzo, pero que brinda grandes beneficios al organismo; se trata del acquaaerobics. 

Éstos se realizan en la piscina y son más exitosos en jornadas de tres veces a la semana y por 50 minutos de tiempo.

 

La playa y los ejercicios

En el caso de la playa, es recomendable:

-Caminar por la orilla del mar

-Voleibol de playa

-Correr

-Trotar

-Nadar

Al referirse a la natación, es fundamental considerar si es en la playa, para hacerlo siempre en paralelo a la costa, ya que alejarse de ella no puede resultar lo más acertado y de ese modo se evitan riesgos.

El mejor momento para practicar estos ejercicios es en las horas en que no pega tanto el sol; es decir, en las primeras horas del día y las últimas de la tarde, las cuales son más apropiadas para esta rutina deportiva.

Igualmente, los paseos por la playa a un ritmo lento por más de veinte minutos garantizan beneficios para el sistema cardíaco, y los pulmones logran fortalecerse con la brisa marina.

Además, también se puede caminar o correr dentro del agua. Muchos deportistas utilizan este ejercicio para aumentar la intensidad del entrenamiento en carrera y funciona, ya que pone a trabajar más músculos de lo normal que en la carrera en suelo. En la playa o en una piscina poco profunda, podemos probar a correr dentro del agua.

Para fortalecer las piernas, también, se recomienda un ejercicio que parece muy sencillo, pero es efectivo: recoger caracoles con los pies.   Para ello, se puede ubicar 20 a 30 caracoles en la arena y tratar de levantarlos todos.

 

Ejercicios complementarios

Junto con los ejercicios en la playa o en la piscina, se recomienda, también, implementar paulatinamente una rutina como la siguiente:

Semana #1 Caminar por la casa y subir con cautela escaleras fáciles.

Semana #2 Empezar a salir a la calle y realizar paseos de no más de 15-20 minutos por parques o zonas tranquilas.

Semana #3 Pasear por la calle más tiempo y aumentar discretamente las tareas y actividades habituales, siempre valorando la recuperación física y el estado de ánimo.

Se debe iniciar la rutina con un precalentamiento para acelerar el latido cardíaco y preparar los músculos; luego se debe realizar ejercicios de tonificación y finalizar con movimientos de relajación.

 

Tips y consejos para sacar mayor provecho a los ejercicios en la playa o en la piscina

Aprovecha la mañana Es mejor ir a la playa durante las primeras horas del día (entre las seis y diez de la mañana) para sentir más la brisa y evitar que los rayos ultravioletas dañen nuestra piel.

Protegerse del sol Siempre que se esté al aire libre, esté nublado o no, es importante hacer los ejercicios con la protección (gorra y bloqueador) y el calzado adecuado, ya que a mayor esfuerzo, mayores posibilidades de accidentarse.

Hidratarse Tomar agua es la mejor manera de mantenerte hidratado. Es necesario tener siempre llena la botellita de agua fresca.

 

Vìnculos patrocinados

 

Conozca también:

Cómo cuidar la piel después de exponerse al Sol

Cáncer de piel ¿Cómo evitarlo y cómo identificarsus primeros síntomas?

Mascarillas hidratantes para todo tipo de cutis

Cómo retardar el proceso de envejecimiento

Ocho alimentos que nos ayudan a lucir más jóvenes

Los germinados: Una fuente de juventud

El agua termal: Una fuente de salud y belleza

 

 

 

Digale adiós a la celulitis

 

 

 

 

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica. COPYRIGHT (C) 2006 www..belleza-natural.com todos los derechos reservados. El contenido de esta página no es libre para ser usado en otros sitios. No copiar sin la autorización previa y escrita de la autora.

 

 

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Dieta y Nutrición   Ejercicios   Blog