Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

Recetas caseras de belleza

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

  

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

  Crecimiento del cabello

   Caspa y seborrea

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel mixta

Piel reseca

Piel sensible

Piel cansada

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

 

 

Rostro: Casos especiales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Acné 

Acné del adulto

Manchas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños  

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Axilas manchadas

Cicatrices

Flacidez

Senos caídos

Senos en lactancia

Callos

Celulitis

Estrías

Hongos de las uñas

Quemaduras solares

Uñeros

Psoriasis

Piernas cansadas

Retención de líquidos

Venas varicosas

Verrugas

Síndrome premestrual

Estrés

 

Contáctenos

Envíanos tu receta casera de belleza natural

Queremos conocerla

 

Nutrientes para un cabello sano y hermoso

 

En los salones de belleza es común escuchar preguntas como las siguientes: ¿Por qué mi cabello luce reseco a pesar de todos los cuidados que le brindo?

¿Por qué mi cabello se ve maltratado a pesar que gasto mucho dinero en tratamientos especiales para tenerlo hermoso?

Puede que las respuestas a estas interrogantes se encuentren no en el cuidado externo del cabello (tratamientos, champús, etc.)  sino más bien en lo interno.  

Es decir, en los nutrientes (vitaminas y minerales) necesarios que debemos proporcionar al organismo, mediante una alimentación adecuada, para que el cabello luzca sano, fuerte y radiante.

 

¿Cómo la mala alimentación afecta el cabello?

Es importante observar que muchas enfermedades que padece el cabello están vinculadas con la mala alimentación. La caída excesiva del cabello, su falta de brillo y la hebra de pelo quebradiza son algunas de ellas, y pueden ser controladas teniendo presente que toda dieta lo afecta directamente.

La raíz del pelo es su parte viva y está compuesta de un elemento llamado folículo piloso. El folículo, al igual que cualquier otra parte del cuerpo, se alimenta de minerales y vitaminas, tales como: azufre, calcio, zinc, hierro, magnesio, omega 3, entre otros, que se adquieren a través de los alimentos.

Cuando comienzan a escasear estos nutrientes, el cuero cabelludo inmediatamente se empieza a debilitar, tomando un aspecto desaliñado, y no hay producto químico que pueda reparar este daño.

 

¿Cuáles son los nutrientes necesarios para un cabello sano?

Los problemas del cabello usualmente ocurren por la falta de alimentos como: frutas, verduras, cereales y fibras. Para mantener entonces una cabellera fuerte y en buen estado, se recomienda aumentar la ingesta diaria y continua de los siguientes elementos:

Vitaminas. Son esenciales para el crecimiento del cabello. Fuentes ricas en vitaminas son los cítricos, pescados, cereales, espinaca y plátano.

Zinc. Favorece en el tamaño y el volumen de las hebras capilares. Las nueces, huevos, legumbres, atún y queso, son ricas fuentes de este mineral.

Hierro. Proporciona fuerza y vitalidad haciéndolo resistente. Se encuentra en todas las carnes, verduras de hojas verdes, granos y legumbres.

Calcio. Brinda movilidad y una buena apariencia. Se obtiene de los productos lácteos, frutos secos y verduras.

Azufre. Ayuda a la producción de queratina y colágeno. Se encuentra en el repollo, brócoli, cebolla, espárragos, entre otros.

Proteínas. Este nutriente hace que el cabello luzca brillante y adquiera fuerza. Su origen es tanto animal como vegetal, y se encuentra en las carnes, leche y cereales, principalmente.

 

Cuidados adicionales

Al igual que para el resto del organismo, las grasas, las comidas fritas, el azúcar y los alimentos altos en calorías, son los que ocasionan trastornos en la salubridad del cabello.

Esto no significa que si se elimina de golpe el consumo de estos productos, se tendrá, de un día para otro, un cabello hermoso sino más bien es un proceso paulatino que toma tiempo, pero al final se logrará el objetivo: Un cabello brillante y sano.

No se debe olvidar que el cabello también requiere su cuidado externo mediante un corte una vez al mes, y el uso de los productos indicados para sus características.

 

Vinculos patrocinados

 

Conozca también

Recetas de belleza contra la caída de cabello

Dieta para nutrir la piel y el cabello

En qué consiste un plan biológico de belleza para el cabello?

Recetas para el crecimiento del cabello

Recetas para la caspa y seborrea

 

 

 

 

 

Conoce los mejores tratamientos naturales para combatir el insomnio

 

 

 

 

COPYRIGHT (C) 2006 www.belleza-natural.com ALL RIGHT RESERVED

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica.

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog